EspaldaSalud información médica de confianza sobre las enfermedades de espalda y cuello
EspaldaSalud información médica de confianza sobre las enfermedades de espalda y cuello
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna

Artritis o Espondilosis

El término artritis describe varias enfermedades del cuerpo humano que cursan con inflamación de las articulaciones. De hecho, artritis significa eso, una inflamación de la articulación.

 

La artritis más frecuente es la osteoartritis, también denominada artrosis. En la espalda también ocurre esto, la osteoartritis es el tipo de artritis más frecuente. La osteoartritis de la columna puede ser cervical o lumbar, y su nombre específico es osteoartritis espinal, artrosis espinal o espondilosis (aunque el término espondilosis a veces se usa también para otras enfermedades degenerativas de la columna). A veces también se le denomina síndrome facetario.

 

La osteoartritis de columna es un proceso asociado a la edad. A partir de cierta edad la mayoría de las personas presentarán signos de artritis en su columna. Esto se debe al desgaste natural por el uso de las articulaciones. Las articulaciones que unen las vértebras (articulaciones facetarias) están recubiertas por cartílago. La función del cartílago es doble, absorber los impactos y evitar el roce entre los huesos.

 

Con el paso del tiempo, el cartílago se va deteriorando y llegado un punto no es capaz de evitar que los huesos de la articulación rocen entre sí. A partir de ahí se producirá inflamación y dolor de la articulación, que además irá acompañado de dolor a la palpación y rigidez.

 

Además, en esta situación la articulación se vuelve inestable, como se dice comúnmente una vértebra "baila" sobre la de abajo. El cuerpo reacciona a esta falta de estabilidad creando espolones de hueso llamados osteofitos. Los osteofitos en sí no duelen, pero pueden comprimir estructuras vecinas y originar dolor.

La osteoartritis de columna no sólo se produce como consecuencia de la edad. Otros factores pueden tener gran importancia en su aparición, por ejemplo la genética, el sobreesfuerzo de la espalda (determinados trabajos o deportes), los accidentes o las operaciones previas.

 

Los síntomas más frecuentes de la osteoartritis de columna son el dolor, la rigidez y el dolor a la palpación, que afectan a la zona cervical o lumbar. Además, según el caso también se puede producir dolor de cabeza, dolor en brazos o piernas o incluso el denominado síndrome de estenosis del canal.

 

El diagnóstico de la osteoartritis de columna se basa en un adecuado reconocimiento médico, especialmente el examen físico y neurológico. Según los resultados, el médico podrá ordenar pruebas radiológicas, normalmente radiografías, TAC o resonancia. Algunas veces son necesarias además pruebas de medicina nuclear o electromiogramas.

 

El tratamiento de la osteoartritis tiene como objetivo aliviar los síntomas. Inicialmente se prescriben cambios del estilo de vida (ejercicios, medidas posturales, pérdida de peso, etc.). En determinadas situaciones es necesario recurrir a la medicación, especialmente a los antiinflamatorios no esteroideos (AINES). En casos más severos es necesario recurrir a la cirugía.

Lo más leído:

Lo más nuevo:

Próximamente:

¿Cuándo es el Dolor de Espalda una Emergencia?

 

Suscríbete a la Newsletter y te avisaremos cada vez que se publique un nuevo artículo.

Recomendar esta página en: