EspaldaSalud información médica de confianza sobre las enfermedades de espalda y cuello
EspaldaSalud información médica de confianza sobre las enfermedades de espalda y cuello
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna

La Ciática y su Tratamiento

La ciática es el conjunto de síntomas (generalmente dolor y calambres) que se producen en una pierna como consecuencia de la compresión o irritación del nervio ciático. La ciática no es una enfermedad, sino la manifestación de cualquier enfermedad que produzca la irritación del nervio ciático.

El nervio ciático es el encargado de inervar la mayor parte de la pierna. En el cuerpo existen dos nervios ciáticos, uno para cada pierna. Cada nervio ciático está formado por las raíces nerviosas L4, L5, S1 y S2 de su lado. Dependiendo de las raíces que estén comprimidas se producirán unos síntomas diferentes, aunque lo más normal es que la ciática afecte a la parte posterior del muslo, la zona del gemelo y el pie.

 

· Leer más sobre la anatomía de la columna

 

La manifestación más típica de la ciática es el dolor. Se trata de un dolor incisivo, que puede llegar a ser intenso. En algunos pacientes es permanente, aunque en otros aparece sólo ante determinadas posturas o actividades. El dolor suele agravarse al toser o estornudar. Aparte del dolor también se puede producir una sensación de calambres u hormigueos, así como de ardor. La pérdida de sensibilidad y sobre todo la pérdida de fuerza son más raras.

 

Las causas más frecuentes de ciática son la hernia discal lumbar, la enfermedad degenerativa de disco y la estenosis espinal, así como la espondilolistesis. Todas estas enfermedades se localizan en la columna. Aunque es menos frecuente, el nervio ciático también puede verse comprimido una vez se aleja de la columna. El caso más frecuente es en su paso por el músculo piriforme, dando lugar al síndrome piramidal o pseudociática.

 

· Artículo: Las 6 causas más frecuentes de la Ciática

 

Aunque la aparición de una ciática suele resultar dolorosa y preocupante, la realidad es que la inmensa mayoría de los casos se resuelven en pocas semanas con tratamiento conservador. Muy pocas ciáticas requieren cirugía. Además, la compresión del nervio raramente le produce lesiones permanentes. 

 

El tratamiento de la ciática depende de la patología subyacente que esté originando la irritación del nervio. No obstante, en la mayoría de los casos se prescribe reposo inicial (aunque no se recomienda permanecer en cama más allá de dos días), frío y calor, analgésicos, antiinflamatorios, relajantes musculares y algunas técnicas de fisioterapia. Una vez que pasa la crisis intentaremos evitar que se produzcan nuevas crisis mediante un plan de ejercicios y wellness así como de fisioterapia.

 

· Ver los Ejercicios Específicos para la Ciática

 

Como hemos comentado, la cirugía es para casos aislados, generalmente cuando los síntomas permanecen más allá de dos meses a pesar del tratamiento conservador, e impiden las actividades diarias del paciente. Cuando es necesaria, la cirugía más frecuente es la discectomía y la laminectomía.

 

· Leer más sobre la Cirugía de la Ciática

 

La cirugía de urgencia es muy poco frecuente, normalmente cuando hay síntomas neurológicos progresivos (que producen una pérdida de fuerza en la pierna) o cuando se produce una pérdida de control de los esfínteres urinario o anal.

SIGUIENTE: Osteoporosis

Lo más leído:

Lo más nuevo:

Próximamente:

¿Cuándo es el Dolor de Espalda una Emergencia?

 

Suscríbete a la Newsletter y te avisaremos cada vez que se publique un nuevo artículo.

Recomendar esta página en: