EspaldaSalud información médica de confianza sobre las enfermedades de espalda y cuello
EspaldaSalud información médica de confianza sobre las enfermedades de espalda y cuello
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna

Prevención y Tratamiento del Dolor de Espalda en Embarazadas

¿Quién tiene mayor riesgo de tener dolor de espalda en el embarazo?

 

El riesgo de padecer dolor de espalda durante el embarazo es más elevado en determinadas situaciones. Un ejemplo de ello es cuando la embarazada realiza trabajos físicamente exigentes, como levantar peso, doblar la columna o cuidar de otros niños.

 

Además, las embarazadas que han tenido dolor de espalda en embarazos previos tienen mayor predisposición a repetir este problema en los siguientes embarazos.

 

Finalmente, las mujeres que antes de quedar embarazadas sufren dolor de espalda tienen más probabilidad de desarrollar dolor de espalda durante el embarazo, y de que éste aparezca más temprano.

 

¿Cómo podemos prevenir la aparición de dolor de espalda en el embarazo?

 

Es posible prevenir el dolor de espalda en las embarazadas. Cualquier mujer que esté planeando quedarse embarazada debería valorar la necesidad de ejercicios de fortalecimiento de la zona lumbar antes del embarazo. Además, una vez embarazadas, la mayoría de mujeres se beneficiarán de un programa de mantenimiento o mejora de su condición física.

 

En la mayoría de embarazadas es seguro realizar ejercicio físico moderado. Una buena manera de mantenerse en forma es con ejercicios de Pilates o yoga, así como con ejercicios guiados por un fisioterapeuta cualificado.

 

¿Cuál es el tratamiento para el dolor de espalda en el embarazo?

 

El tratamiento del dolor de espalda durante el embarazo se basa en la realización de ejercicios y el aprendizaje de la mecánica de la columna. De esta forma podremos conseguir una postura adecuada, lo cual es esencial para evitar un exceso de estrés en la espalda.

 

Durante el embarazo es importante mantener una postura adecuada de la espalda, sin arquear demasiado la columna. Nuestro médico o fisioterapeuta nos pueden ayudar a encontrar la mejor postura.

 

Además, es importante saber las posturas correctas para realizar algunas actividades, como las tareas del hogar, el trabajo o incluso durante el sueño.

 

Una tabla de entrenamiento en el hogar, así como el yoga o el Pilates, también pueden estar indicados para tratar algunos casos de dolor de espalda en el embarazo.

 

La ayuda de un fisioterapeuta a través del masaje o de la realización de determinadas técnicas de movilización o estabilización de la columna pueden contribuir enormemente a aliviar los dolores de espalda de la mayoría de embarazadas. Esto es especialmente útil en el caso del dolor en la parte posterior de la pelvis por sacroileitis.

 

¿Qué otros consejos son importantes para esta enfermedad?

 

Debemos insistir en la importancia de tratar los dolores de espalda en el embarazo. Aunque no suelen constituir un riesgo para la embarazada ni para el feto, es aconsejable buscar una mayor comodidad y normalidad del el embarazo y el parto. Además, el dolor de espalda suele remitir con los tratamientos adecuados.

 

Por el contrario, si no lo tratamos, el dolor de espalda durante el embarazo puede permanecer tras el parto. Aunque lo más frecuente es que el dolor desaparezca tras el parto, en algunos casos el dolor permanece y tiende a hacerse crónico.

Lo más leído:

Lo más nuevo:

Próximamente:

¿Cuándo es el Dolor de Espalda una Emergencia?

 

Suscríbete a la Newsletter y te avisaremos cada vez que se publique un nuevo artículo.

Recomendar esta página en: