EspaldaSalud información médica de confianza sobre las enfermedades de espalda y cuello
EspaldaSalud información médica de confianza sobre las enfermedades de espalda y cuello
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna

Tratamiento de la Enfermedad Degenerativa del Disco

El tratamiento de la enfermedad de disco raramente es quirúrgico. Las medidas conservadoras a nuestro alcance normalmente consiguen controlar los síntomas de la enfermedad.

 

Uno de los pilares del tratamiento conservador son los medicamentos. Los antiinflamatorios (como el ibuprofeno, el naproxeno, el ketoprofeno, el diclofenaco, etc.) constituyen una herramienta potente para controlar la inflamación y el dolor propios en esta patología. Para evitar daños digestivos se suelen prescribir junto a un protector gástrico. Para tratamientos de largo plazo pueden usarse los antiinflamatorios inhibidores de la ciclooxigenasa 2 (COX-2) que carecen de efectos secundarios digestivos.

 

Otro medicamento usado son los relajantes musculares, para tratar las contracturas cervicales o lumbares. El efecto secundario más frecuente de los relajantes es la somnolencia.

 

Aunque no tienen efecto antiinflamatorio, los analgésicos como el paracetamol o el tramadol también se suelen añadir para controlar el dolor. Como hemos visto, los antiinflamatorios tienen cierto efecto analgésico, sin embargo suele ser necesario añadir algún analgésico puro para controlar más eficazmente el dolor.

 

Además de los medicamentos, otro pilar del tratamiento es el ejercicio y la fisioterapia. Se ha demostrado que el ejercicio físico moderado contribuye a mejorar los síntomas de la enfermedad degenerativa del disco, así como a prevenir la futura aparición de crisis. El ejercicio aporta movilidad a las articulaciones combatiendo la rigidez, y fortalece la musculatura del cuello y espalda, lo cual estabiliza y descarga la columna. Se recomienda acudir a un profesional de la fisioterapia para que seleccione y explique los ejercicios más convenientes en cada caso. Además, en caso de crisis, el fisioterapeuta puede aplicar tratamientos que aceleren la mejoría del dolor, de forma que el paciente pueda volver cuanto antes a sus ejercicios físicos.

 

· Leer más sobre el ejercicio físico y el wellness

 

El reposo en cama es recomendable en casos de crisis, pero no por más de dos o tres días. Además del riesgo de desarrollar trombosis venosa profunda, se ha visto que la vuelta a la actividad diaria recorta el periodo de resolución de los síntomas.

 

De forma parecida a como pasa con el reposo en cama ocurre con el collarín cervical o el corsé lumbar. Pueden aportar alivio y estabilidad temporalmente, pero usados por periodos prolongados contribuyen a crear dependencia , ya que originan atrofia de la musculatura de la columna. 

 

Otra medida para tratar la enfermedad de disco consiste en cambiar algunos hábitos de vida. Es importante que cada paciente identifique las posturas o movimientos que le empeoran. Como norma general, se sabe que para la enfermedad lumbar es poco recomendable permanecer sentado de forma prolongada, pues en esta postura la presión que se ejerce sobre los discos lumbares se multiplica. Sin embargo, estar de pie, caminar o tumbarse suelen producir alivio. También es recomendable cambiar de postura con frecuencia. Finalmente, también se sabe que el tabaco contribuye a acelerar la degeneración de los discos intervertebrales.

 

La acupuntura puede ser otra arma terapéutica frente el dolor de la enfermedad de disco. Aunque basada en técnicas orientales cada día tiene más aceptación en la medicina tradicional de occidente.

 

En cuanto a la cirugía, es necesaria en casos muy aislados, ya que el envejecimiento de los discos no puede resolverse con una operación. Otra cosa es cuando la enfermedad de disco deriva en problemas de compresión neurológica por la creación de osteofitos, en cuyo caso puede plantearse una cirugía de descompresión. Lo más frecuente es proceder a una laminectomía o a una foraminotomía. Finalmente, si el disco se ha deteriorado hasta protruir y herniarse entonces el tratamiento quirúrgico será el propio de la hernia de disco.

Lo más leído:

Lo más nuevo:

Próximamente:

¿Cuándo es el Dolor de Espalda una Emergencia?

 

Suscríbete a la Newsletter y te avisaremos cada vez que se publique un nuevo artículo.

Recomendar esta página en: