EspaldaSalud información médica de confianza sobre las enfermedades de espalda y cuello
EspaldaSalud información médica de confianza sobre las enfermedades de espalda y cuello
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna

Diagnóstico de la Estenosis Espinal

El diagnóstico de la estenosis espinal se basa primero en determinar si la sintomatología del paciente se debe a una compresión de las estructuras nerviosas (ya sea de la médula o de las salidas de los nervios), y a qué nivel se produce esta compresión (es decir, las vértebras involucradas). En segundo lugar, es importante determinar con precisión qué es lo que está produciendo la compresión.

 

La sintomatología de la estenosis espinal puede ser muy parecida a la de otras patologías de la espalda (osteoartritis, hernia discal, etc.). Además, muchas de estas patologías son propias del envejecimiento de la columna, y por tanto suelen aparecer junto a la estenosis espinal a partir de cierta edad. Ya que el tratamiento de las distintas patologías puede ser diferente, es importante que el médico determine qué es exactamente lo que está produciendo los síntomas.

 

Una vez confirmada la presencia de una compresión medular o nerviosa debida a una estenosis espinal será clave determinar con exactitud qué tejido es el que está produciendo la compresión, y donde se localiza ésta (central, foraminal o lateral). De esta forma podremos determinar el tipo de tratamiento adecuado y asegurar su efectividad. Todo esto cobra mayor importancia si tenemos en cuenta que no es raro encontrar más de un tipo de estenosis dando sintomatología en un mismo paciente. 

 

Para todo lo anterior, el médico necesitará como mínimo una exploración en profundidad del paciente, así como pruebas de imagen. Durante el examen físico, si existe una compresión de la médula a nivel cervical (mielopatía) podemos encontrar que el tono muscular o los reflejos del paciente están alterados. Así mismo, puede ser positivo el signo de Babinski (al frotar la planta del pie el dedo gordo se mueve hacia arriba en vez de hacia abajo) u otros signos. Cuando existe una compresión de las salidas de los nervios, el médico podrá examinar los territorios inervados por estos nervios a la búsqueda de sintomatología. Más raramente, para determinar si la compresión del nervio es foraminal o lateral se puede hacer un bloqueo selectivo foraminal con anestésico y ver si los síntomas desaparecen.

 

Respecto a las pruebas de imagen, lo más frecuente será una resonancia magnética, donde se puede observar con nitidez las estructuras nerviosas (tanto la médula como las raíces nerviosas) y la posible existencia de una compresión. En casos más concretos puede ser necesario un TAC con contraste, también llamado mielografía. Durante la mielografía se introduce un contraste alrededor de la médula espinal para poder observarla con mayor nitidez.

 

Con los datos de la historia clínica del paciente, la exploración física y las pruebas de imagen, se podrá llegar a la conclusión de que los síntomas del paciente (o algunos de estos síntomas) se deben a una estenosis espinal (ya sea cervical o lumbar). Además, se podrá saber la localización exacta de esta compresión (central, foraminal o lateral), así como qué está produciéndola. Es importante subrayar que sólo si se dispone de toda esta información podremos establecer un tratamiento con garantías de éxito.

Lo más leído:

Lo más nuevo:

Próximamente:

¿Cuándo es el Dolor de Espalda una Emergencia?

 

Suscríbete a la Newsletter y te avisaremos cada vez que se publique un nuevo artículo.

Recomendar esta página en: