EspaldaSalud información médica de confianza sobre las enfermedades de espalda y cuello
EspaldaSalud información médica de confianza sobre las enfermedades de espalda y cuello
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna

Síntomas de las Fracturas de Compresión

El principal síntoma de una fractura vertebral de compresión es el dolor de espalda. Éste suele presentarse como un dolor agudo, repentino, que los pacientes describen como si les hubieran "clavado un cuchillo". Sin embargo, en algunos pacientes las fracturas vertebrales no producen dolor agudo o producen un dolor agudo leve.

 

El dolor agudo se produce porque los fragmentos de la vértebra fracturada rozan entre sí al mover la columna. Una vez que la fractura se cura, la vértebra solidifica y el dolor agudo tiende a desaparecer. Esto suele ocurrir de 4 a 6 semanas tras la fractura. Una vez desaparece el dolor agudo, a algunos pacientes les queda un dolor crónico que puede durar desde algunas semanas hasta varios meses.

 

Aparte del dolor, otros síntomas frecuentes de las fracturas por compresión son la pérdida de altura repentina (por el hundimiento del cuerpo vertebral) y la deformación de la columna en forma de cifosis torácica (llamada comúnmente "joroba"). Además, a largo plazo los pacientes con fracturas de compresión tienden a reducir drásticamente su actividad física, lo que les lleva a perder masa muscular y resistencia aeróbica.

 

Los síntomas de las fracturas por compresión también dependen de si se trata de una fractura por acuñamiento (donde se hunde la parte anterior del cuerpo vertebral) o una fractura por estallido (donde se hunde todo el cuerpo vertebral). En las fracturas por estallido, los fragmentos óseos pueden colocarse en el canal vertebral y dar lugar a  una compresión de las raíces nerviosas o de la propia médula. En ese caso, el paciente puede sentir una pérdida de sensibilidad o de fuerza. En las fracturas por acuñamiento esto es menos frecuente, ya que son fracturas más estables.

 

Las fracturas de compresión suelen producirse por actividades cotidianas. Por ejemplo, levantar las bolsas de la compra, doblarse para recoger algo del suelo, bajar un escalón, etc. A veces incluso un estornudo, una tos, o un giro en la cama son suficientes para producir la fractura. Por ello debemos sospechar una fractura de compresión si aparece dolor agudo de espalda en personas de edad (sobre todo mujeres), aunque no haya habido un traumatismo relevante. No en vano, se estima que dos tercios de las fracturas de compresión no se llegan a diagnosticar nunca, atribuyéndose el dolor a la edad o a una artrosis de columna.

 

Los síntomas de las fracturas de compresión no van acompañados de los síntomas de la osteoporosis, ya que ésta es una enfermedad silenciosa (no da síntomas). De hecho, las fracturas suelen ser el primer indicio de que existe una osteoporosis de fondo. Cuando los huesos se fracturan, normalmente la osteoporosis está avanzada.

 

· Leer más sobre la Osteoporosis

Lo más leído:

Lo más nuevo:

Próximamente:

¿Cuándo es el Dolor de Espalda una Emergencia?

 

Suscríbete a la Newsletter y te avisaremos cada vez que se publique un nuevo artículo.

Recomendar esta página en: