EspaldaSalud información médica de confianza sobre las enfermedades de espalda y cuello
EspaldaSalud información médica de confianza sobre las enfermedades de espalda y cuello
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna

Prevención de la Osteoporosis

La osteoporosis es una enfermedad que se puede prevenir. Todas las personas que tengan uno o varios factores de riesgo deberían tomar medidas para prevenir la enfermedad.

 

Debemos tener claro que el tratamiento de la osteoporosis no consigue recuperar una cantidad de masa ósea apreciable. Por ello, es importante prevenir la enfermedad y frenar la pérdida de masa ósea cuando todavía los huesos están fuertes.

La actividad física contribuye a mantener e incluso aumentar la masa de nuestros huesos. Son más recomendables los ejercicios donde se soporta nuestro peso corporal (andar, correr, aerobic, tenis, etc.) que aquellos donde la carga de peso es menor (por ejemplo la natación o el ciclismo). El ejercicio físico se debe practicar al menos tres veces por semana, con una duración mínima de 20 minutos.

 

Asegurarnos que tenemos los niveles necesarios de calcio y vitamina D también es fundamental para prevenir la pérdida de masa ósea excesiva. Las cantidades diarias recomendadas dependen de varios factores:

 

- Mujeres premenopaúsicas de 25 a 50 años y mujeres postmenopaúsicas que estén tomando estrógenos sustitutivos: 1000 mg. de calcio y 400 unidades (llamadas i.u.) de vitamina D. En caso de mujeres embarazadas o dando el pecho se recomienda 1500 mg. de calcio.

 

- Mujeres postmenopaúsicas menores de 65 años que no estén tomando estrógenos sustitutivos: 1500 mg. de calcio y 400-800 unidades de vitamina D.

 

- Varones entre 25 y 65 años: 1000 mg. de calcio.

 

- Mujeres o varones mayores de 65 años: 1500 mg. de calcio.

 

El calcio se encuentra sobre todo en la leche y sus derivados (queso, yogurt), aunque también en las verduras y frutos secos. A modo de ejemplo, 250 ml de leche contienen 275 mg de calcio, un yogurt contiene 150 mg de calcio, una porción de 30 gramos de queso curado 250 mg de calcio, una porción de 30 gramos de queso fresco 70 mg de calcio, 50 gramos de frutos secos contienen 70 mg de calcio y 100 gramos de verduras 60 mg de calcio. Si nuestra dieta no incluye estos alimentos podemos tomar suplementos de calcio, bajo supervisión médica.

 

La vitamina D es sintetizada en la piel al incidir sobre ella los rayos solares. Además, se puede ingerir directamente de los alimentos, siendo el aceite de hígado de pescado el alimento que más vitamina D contiene. En casos en los que la exposición a la luz solar está muy disminuida se pueden tomar suplementos de vitamina D, siempre bajo supervisión médica.

 

Aparte de la actividad física y los niveles adecuados de calcio y vitamina D, si el médico lo considera necesario se puede prevenir la osteoporosis con los mismos medicamentos usados en el tratamiento de la enfermedad.

 

En el caso de osteoporosis secundaria a otra enfermedad, se debe tratar la enfermedad que está produciendo la pérdida de masa ósea. Si la osteoporosis es secundaria a la administración de un medicamento se valorará la posibilidad de retirarlo, y si no es posible se administrarán medicamentos que contrarresten la pérdida de masa ósea.

Lo más leído:

Lo más nuevo:

Próximamente:

¿Cuándo es el Dolor de Espalda una Emergencia?

 

Suscríbete a la Newsletter y te avisaremos cada vez que se publique un nuevo artículo.

Recomendar esta página en: