EspaldaSalud: Información Médica de la Columna
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna

Cirugía

En general, la cirugía es el último eslabón en el tratamiento de las patologías de espalda. Salvo algunas excepciones, previamente a la cirugía deben intentarse tratamientos no invasivos como reposo, medicaciónfisioterapia o infiltraciones de corticoides. Cuando éstos no dan resultado durante un tiempo prudente, entonces podemos pensar en operar.

A diferencia de otras partes del cuerpo, en más del 90% de las operaciones de espalda el paciente es quien debe decidir si se opera o no. Médicamente hablando, se dice que estas cirugías de columna son electivas. Esto ocurre porque las patologías de espalda no suelen llevar a situaciones tan graves o insostenibles que hagan irremediable la operación. Más bien se encuentran en una zona intermedia donde ambas opciones (operar y no operar) pueden ser una buena opción. A esto se une que las cirugías de espalda suelen eliminar los problemas a costa alterar las estructuras naturales de la columna, lo que puede tener efectos a corto, medio o largo plazo. Y finalmente, no debemos olvidar que estas cirugías tienen una tasa de fracaso considerable, entendiéndose por fracaso cuando los síntomas que pretendíamos eliminar persisten tras la operación. A esto se le conoce como síndrome de cirugía fallida de espalda.

 

· Leer más sobre el Síndrome de Espalda Fallida

 

Por todo ello, el papel del paciente ante un posible tratamiento quirúrgico es fundamental. Evidentemente, la aportación del médico es clave a la hora de informar al paciente de los pros y contras de la operación, pero la decisión final será casi siempre del enfermo.

 

La cirugía de la columna vertebral se puede dividir en dos grandes grupos según cuál sea el propósito principal de la operación: la cirugía de descompresión (para descomprimir un nervio o la médula que están presionados) y la cirugía de estabilización (para fijar el movimiento de las vértebras entre sí cuando están inestables).

 

Los tipos más frecuentes de cirugías de descompresión son la discectomía (cervical y lumbar), laminectomía, laminotomía y foraminotomía. La cirugía de estabilización por excelencia es la fusión vertebral, también llamada artrodesis. Es frecuente que en una misma operación se combinen distintas técnicas, ya sean de descompresión o de estabilización.

 

Las zonas de la columna donde más frecuentemente se realizan cirugías son en el cuello (cirugía cervical) y la espalda baja (cirugía lumbar).

 

· Leer más sobre la Cirugía Cervical

 

· Leer más sobre la Cirugía Lumbar

 

En general, la cirugía de espalda es una opción de tratamiento valiosa, especialmente cuando el resto de tratamientos no han sido capaces de controlar los síntomas. Aunque hoy en día son raras las complicaciones durante la operación, es cierto que la cirugía de columna puede originar limitaciones a corto, medio o largo plazo. Por ello, es fundamental el papel del paciente en la toma de decisiones, una vez ha sido correctamente informado por su médico.

Lo más leído:

Lo más nuevo:

Próximamente:

¿Cuándo es el Dolor de Espalda una Emergencia?

 

Suscríbete a la Newsletter y te avisaremos cada vez que se publique un nuevo artículo.

Recomendar esta página en: