EspaldaSalud: Información Médica de la Columna
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna

Cuidados tras la Cirugía de Espalda

Tras una operación de espalda es probable que recibamos de nuestro médico unas instrucciones a seguir. Es importante hacer caso de estas instrucciones, ya que indicarán, entre otras cosas, los medicamentos a tomar, los movimientos o actividades que se deben evitar, así como los signos que deben alertar de una complicación. Aparte de estas instrucciones específicas, existen algunas recomendaciones generales que son aplicables a la mayoría de los pacientes tras una intervención de columna.

 

Una primera recomendación es que cuando existe dolor tras la operación no se deben tomar medicamentos que no hayan sido prescritos por el cirujano, ya que podrían alterar la recuperación de los tejidos. Por ejemplo, se sabe que algunos medicamentos pueden interferir la correcta formación de hueso, y por tanto retrasar una fusión vertebral.

 

Otro consejo tiene que ver con el estreñimiento, que es una causa frecuente de dolor tras la cirugía. El estreñimiento se produce por varios factores, como la anestesia, la falta de movimiento, la dieta, el estrés ante la operación, o algunos medicamentos. Debemos preguntar a nuestro médico qué medidas podemos tomar, concretamente si podemos reanudar la actividad física y andar, beber abundante agua, tomar alimentos ricos en fibra o recurrir a medicamentos para el estreñimiento.

 

Tras una operación de espalda es importante la movilización de la columna. En general debe evitarse el estar quieto, aunque mover demasiado la columna también puede ser perjudicial. El médico nos desaconsejará doblar la columna o girarla, así como levantar peso durante algún tiempo. Además, el ejercicio físico puede contribuir a aliviar el dolor. Debemos preguntar a nuestro médico qué deportes podemos realizar (por ejemplo caminar, nadar, bicicleta, etc.). El fisioterapeuta puede desarrollar una tabla de específicos para cada paciente.

 

A veces el dolor tras la operación va a dificultar que movamos la columna o que hagamos ejercicio. Es normal tener cierto grado de dolor tras una cirugía, a pesar de la medicación. Algunas cosas sencillas, como poner hielo o buscar las mejores posturas, pueden ayudar. Algunos pacientes encuentran alivio con los collarines cervicales o corsés lumbares. Debemos preguntar a nuestro médico si son convenientes en nuestro caso.

 

Algunas cirugías requieren la intervención de rehabilitadores y fisioterapeutas para la correcta recuperación de la columna, ya sea mediante la aplicación de aparatos, manipulación o ejercicio físico. Por otra parte, también se ha demostrado que dormir bien ayuda a acelerar la recuperación.

 

Un buen consejo antes de operarse es preparar la vivienda para facilitar la recuperación. Por ejemplo, quitar objetos que puedan producir caídas, poner a mano las cosas que vamos a necesitar, evitar situaciones que requieran levantar objetos pesados o doblarse, etc.

 

Tras una operación de columna, especialmente tras una fusión cervical o lumbar, debe evitarse el tabaco, ya que retrasa el crecimiento de hueso. También debemos saber que las bebidas alcohólicas pueden potenciar la sedación de los derivados narcóticos y relajantes musculares, o interactuar con otros medicamentos.

 

En caso de que la operación haya sido lumbar debemos evitar estar sentados durante mucho tiempo, ya que esta postura crea presión sobre esta zona. En caso que sea necesario debemos levantarnos y caminar cada cierto rato.

 

Otros consejos interesantes para después de una operación de espalda o cuello son beber agua en abundancia y tener una actitud positiva ante nuestra enfermedad. Parece que esta positividad ayuda a recuperarse antes y tener menos dolor.

 

Finalmente, no está de más recordar la conveniencia de realizar estiramientos para evitar que los nervios queden adheridos a la zona operada, dando lugar a un síndrome de espalda fallida por hiperfibrosis.

SIGUIENTE: Discectomía Cervical

Lo más leído:

Lo más nuevo:

Próximamente:

¿Cuándo es el Dolor de Espalda una Emergencia?

 

Suscríbete a la Newsletter y te avisaremos cada vez que se publique un nuevo artículo.

Recomendar esta página en: