EspaldaSalud: Información Médica de la Columna
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna

Laminectomía

La laminectomía es una cirugía donde se extrae la parte posterior de las vértebras para dejar más espacio a la médula o los nervios, que se encuentran comprimidos. Aunque se puede utilizar para diversas enfermedades está especialmente indicada en la estenosis espinal.

 

Dentro de las cirugías de espalda, la laminectomía pertenece al grupo de cirugías de descompresión. La laminectomía se puede realizar en cualquier parte de la espalda aunque lo más frecuente es realizarla en el cuello o en la zona lumbar.

 

La laminectomía cervical se lleva a cabo cuando la estenosis espinal genera presión en la parte posterior de la médula. A través de una incisión en la parte posterior del cuello se aparta la musculatura y se extrae la lámina, que es la parte posterior de la vértebra, que recubre la médula por detrás. Al extraer la lámina, la médula o los nervios que salen de ella quedan liberados de la presión. Normalmente, el paciente recupera las funciones perdidas (en brazos, manos o para caminar) y desaparecen los dolores, aunque a veces algunos síntomas permanecen.

 

La complicación más importante de la laminectomía cervical es el daño medular durante la cirugía. Para evitarlo se suelen hacer mediciones intraoperatorias del funcionamiento de la médula. Esto se hace a través de potenciales evocados: se envían señales desde brazos o piernas hasta el cerebro y se mide la velocidad de paso por la médula. Mientras no disminuya, el cirujano tiene la tranquilidad de no estar dañando la médula.

 

A veces, la laminectomía cervical se realiza simultáneamente a una fusión cervical posterior, ya sea porque el paciente padece de una inestabilidad cervical previa a la operación, o para evitar la inestabilidad que puede producir la laminectomía que vamos a realizar.

 

La laminectomía lumbar se usa sobre todo para tratar la estenosis espinal lumbar: a raíz de la degeneración propia de la edad, la parte posterior de las vértebras se agrandan y llegan a comprimir la salida de los nervios. Este pinzamiento suele dar síntomas en las piernas, especialmente ciática.

 

· Leer más sobre la Estenosis Espinal

 

Además de la laminectomía pura, también se puede hacer asociada a una fusión vertebral posterior intersomática (técnica PLIF).

 

La laminectomía lumbar consiste en hacer una incisión en la línea media de la espalda, en la zona lumbar. Posteriormente, se separa la musculatura de la columna hasta llegar a la parte posterior de las vértebras. Una vez allí se extrae la lámina, que es la parte posterior de las vértebras que protege la médula. También se suele recortar la articulación entre las vértebras (articulación facetaria) que suele estar agrandada. Una vez quitada la presión sobre las raíces nerviosas, éstas dejan de producir los síntomas inmediatamente, aunque a veces pueden tardar un tiempo.

 

La complicación más importante de la operación es lesionar el nervio comprimido al intentar liberarlo. Al no existir médula espinal a nivel lumbar bajo, no es posible la lesión medular. Otra posible complicación es la creación de una inestabilidad vertebral, al quitar partes importantes de la vértebra. Sin embargo, debemos saber que una columna puede quedar perfectamente estable a pesar de quitar la lámina a varios niveles. En caso de quedar inestable, se puede practicar una fusión lumbar que fije las vértebras y elimine la inestabilidad.

 

Finalmente, mencionar que a pesar de quitar la parte posterior de las vértebras sin poner nada en su lugar, la médula está perfectamente protegida por lo que queda de vértebra, la musculatura y la fascia. Es decir, la médula de estos pacientes no está tan expuesta como se podría pensar.

SIGUIENTE: Laminotomía

Lo más leído:

Lo más nuevo:

Próximamente:

¿Cuándo es el Dolor de Espalda una Emergencia?

 

Suscríbete a la Newsletter y te avisaremos cada vez que se publique un nuevo artículo.

Recomendar esta página en: