EspaldaSalud: Información Médica de la Columna
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna

Fusión Lumbar

La fusión, también llamada artrodesis, consiste en unir dos o más vértebras mediante injertos óseos, de forma que acaban siendo como un solo bloque de hueso sin movilidad. La fusión lumbar se viene realizando desde hace muchos años, y es uno de los pilares de la cirugía lumbar.

 

Los injertos óseos pueden colocarse en la parte posterior de las vértebras, o en la parte anterior. Cuando se colocan en la parte anterior, primero debe extraerse el disco intervertebral, ya que en ese espacio que queda entre las vértebras es donde se coloca el injerto. Por el contrario, cuando los injertos óseos se colocan en la parte posterior, éstos van encima de las vértebras, por lo que no es necesario quitar nada previamente.

 

Normalmente, los injertos óseos tardan varios meses en fusionar las vértebras. Por ello, es normal que durante la operación se añadan materiales metálicos, como placas y tornillos. De esta forma, nos aseguramos que las dos vértebras no se mueven durante el tiempo en que los injertos óseos y las vértebras se fusionan. Cuando esta fusión no se produce adecuadamente, la sujeción metálica no es suficiente para soportar los movimientos normales de la espalda durante un largo periodo de tiempo. Por ello, lo más probable es que haya que hacer una nueva operación, es decir, una cirugía de revisión.

 

Existen dos tipos de injertos, los del propio paciente y los de un donante. Los del paciente se llaman autoinjertos y normalmente se extraen del hueso de la pelvis durante la misma operación de fusión vertebral. Los injertos de donantes, llamados aloinjertos, consisten en hueso de cadáver tratado y almacenado en bancos de hueso. Además de los autoinjertos y los aloinjertos, existen también sustitutivos de hueso sintéticos.

 

La fusión lumbar puede usarse en muchas patologías, aunque las más frecuentes son la espondilolistesis y la enfermedad degenerativa del disco, donde el movimiento de la articulación es excesivo y produce dolor. Así mismo, también es frecuente para tratar las hernias discales recurrentes, ya que al extraer el disco se evitan nuevas hernias. Y también se usa en el tratamiento de la estenosis espinal con laminectomía, ya que la laminectomía produce inestabilidad.

 

Leer más sobre la Fusión Lumbar:

 

· Procedimiento de la Fusión Lumbar

 

· Fusiones Lumbares Intersomáticas

 

· Complicaciones de la Fusión Lumbar

Lo más leído:

Lo más nuevo:

Próximamente:

¿Cuándo es el Dolor de Espalda una Emergencia?

 

Suscríbete a la Newsletter y te avisaremos cada vez que se publique un nuevo artículo.

Recomendar esta página en: