EspaldaSalud: Información Médica de la Columna
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna

Relajantes Musculares

Los relajantes musculares, también llamados miorrelajantes, son medicamentos usados para disminuir el tono de los músculos. Ya que muchas patologías de espalda suelen cursar con espasmos musculares, es frecuente prescribirlos como primera línea de tratamiento, junto a los antiinflamatorios y los analgésicos.

 

Contrariamente a lo que pueda parecer, los relajantes musculares no actúan directamente sobre los músculos, sino sobre el cerebro. El tono de los músculos del cuerpo se determina a nivel cerebral. De ahí, a través de la médula y los nervios, este tono llega hasta los músculos. Cuando los relajantes llegan al cerebro modifican este tono, reduciéndolo. Por ello, estos medicamentos no sólo van a reducir el tono de los músculos con espasmos, sino el de toda la musculatura en general.

 

Los espasmos musculares son muy frecuentes en las enfermedades de la columna, sobre todo a nivel cervical y lumbar. Las enfermedades de columna suelen producir un dolor que se agrava con el movimiento. Cuando el cuerpo detecta este dolor reacciona contrayendo la musculatura para bloquear esa zona. El problema es que esta contracción involuntaria, cuando es intensa y mantenida en el tiempo acaba produciendo dolor por sí misma, y es necesario relajar la musculatura para romper el círculo vicioso.

 

Aunque los relajantes musculares pertenecen a distintas familias de medicamentos, casi todos tienen en común que producen somnolencia como efecto secundario. Por ello se deben evitar actividades peligrosas que requieran un nivel de atención alto (por ejemplo la conducción). Este efecto se puede ver potenciado por la toma de alcohol, lo cual puede ser peligroso en algunos casos. Otro efecto secundario importante en algunos miorrelajantes es la posibilidad de crear adicción. A mayor dosis y mayor duración del tratamiento mayor posibilidad de que esto ocurra. Por todo ello, es importante evitar la automedicación de estos medicamentos, y seguir siempre las pautas prescritas por nuestro médico.

 

Los relajantes musculares se suelen usar por cortos periodos de tiempo. No está recomendado su uso de forma crónica. Generalmente se usan para tratar las crisis agudas de dolor. El objetivo es aliviar el dolor muscular al movimiento y a la palpación, para poder comenzar cuanto antes la movilización de la zona y la fisioterapia.

SIGUIENTE: Corticoides

Lo más leído:

Lo más nuevo:

Próximamente:

¿Cuándo es el Dolor de Espalda una Emergencia?

 

Suscríbete a la Newsletter y te avisaremos cada vez que se publique un nuevo artículo.

Recomendar esta página en: