EspaldaSalud: Información Médica de la Columna
EspaldaSalud: Información Médica de la Columna

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia consiste en el uso de corriente eléctrica para tratar los dolores. Se basa en la destrucción o alteración de los nervios que transmiten las señales de dolor hasta el cerebro. En la espalda se usa sobre todo en los dolores cervicales y lumbares.

 

Existen dos tipos de radiofrecuencia, la continua y la pulsada. La continua se usa sobre todo para la rizolisis mientras que la pulsada es más conocida por su aplicación en el ganglio de la raíz dorsal. Vamos a ver ambas técnicas.

 

La rizolisis, también llamada rizotomía, se usa para tratar el dolor de las articulaciones facetarias. La causa más frecuente de este dolor es el síndrome facetario, aunque pueden existir otras causas. En la rizolisis se usa la radiofrecuencia continua, la cual destruye los nervios sobre los que se aplica.

 

La rizolisis se realiza en quirófano, con anestesia local y a veces con sedación suave. Es necesario el uso de fluoroscopia, que consiste en usar rayos X para guiar las agujas hasta los nervios que queremos destruir. Cuando se localizan se pasa la corriente a través de las agujas. Se trata de un procedimiento poco invasivo tras el que el paciente se marcha a casa. Como las raíces nerviosas se regeneran, es necesario repetir el procedimiento cada 6 meses a dos años, cuando los dolores reaparecen. El porcentaje de éxito en eliminar los dolores durante al menos 6 meses a dos años es del 50% de los pacientes operados.

 

La radiofrecuencia sobre el ganglio de la raíz dorsal es una técnica más novedosa. Utiliza radiofrecuencia pulsada, es decir, intermitente, que a diferencia de la continua no destruye los nervios. Está indicada para tratar el dolor de distintas patologías de espalda y cuello donde han fracasado las medidas que actúan directamente sobre la zona lesionada, o cuando se quiere posponer el uso de estas medidas.

 

El ganglio de la raíz dorsal es un pequeño ganglio que se encuentra en la parte posterior de las vértebras. Por él pasan los nervios antes de llegar a la médula espinal. Estos nervios transmiten las señales de dolor desde la zona lesionada hasta el cerebro. Según algunos estudios, al aplicar radiofrecuencia pulsada en el ganglio se producen una serie de modificaciones químicas y estructurales que anulan o debilitan las señales de dolor que lo atraviesan. Al igual que la rizolisis, es una técnica poco invasiva que se realiza de forma ambulatoria en quirófano con anestesia local y fluoroscopia. Todavía no se conocen datos de efectividad de esta técnica para cada patología.

Lo más leído:

Lo más nuevo:

Próximamente:

¿Cuándo es el Dolor de Espalda una Emergencia?

 

Suscríbete a la Newsletter y te avisaremos cada vez que se publique un nuevo artículo.

Recomendar esta página en: